El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 26 de junio de 2017 | verano

Portada del sitio > VARIEDAD > Román Paladino > Discurso insulso

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 30 de agosto de 2016 :::

 Fernando Collado

Discurso insulso

El discurso de investidura del señor Rajoy ha sido, digamos, sensato, pero falto del fervor y hervor que hacen falta para la ocasión. Correcto, pero insulso, con desgana, como si el candidato, en la convicción de que será rechazado, hubiese decidido poner poca carne en el asador. Sólo los aplausos de sus diputados han puesto un poco de frescor en el desértico verbo que Rajoy ha elegido para su primera intervención, de una hora y veinte minutos.

El líder del PP sabe hacerlo mucho mejor. Así que, o ha llegado al púlpito pensando en la película del día anterior, o espera a las intervenciones de este miércoles –abrirá tribuna Pedro Sánchez- para rematar la faena después en las réplicas. No es que haya sido una alocución mala –ha apelado a la responsabilidad, a la necesidad de Gobierno y ha dedicado un tramo final a Cataluña y a la unidad de España que por su duración quizá haya sorprendido-, pero le ha faltado la pasión que requería el momento. Así lo han hecho ver algunos miembros de Ciudadanos, sentidos y quizá resentidos por las escasas referencias del candidato al paquete de medidas acordado con el partido de Albert Rivera.

El señor Rajoy tiene para sí 170 diputados –los propios, los de C’s y el de CC-, pero el panorama está tan crudo y las reticencias del resto de grupos son tan altas que parece imposible que sume los seis necesarios para resultar investido por mayoría absoluta. El discurso del candidato, por otra parte, ha sido tan comedido, reservón y frío que, lejos de convencer a alguien, seguro que habrá disuadido a más de uno.
Ha tenido que comparecer Rafael Hernando para precisar algunos de los puntos importantes. Malo cuando es necesario interpretar lo dicho, porque, o no ha quedado muy claro, o se ha quedado muy corto. Quizá las dos cosas.


::: PANORÁMICA :::

| Mapa del sitio | Mentions légales | Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Haut de page | SPIP |
El Faro de Cantabria :: 2005-2017