El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 27 de junio de 2017 | verano

Portada del sitio > CANTABRIA > Cantabria creció un 2,8% en 2016, según el Indicador Santander de (...)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 10 de febrero de 2017 :::

 gracias a una progresión mejor de la esperada en el segundo semestre

Cantabria creció un 2,8% en 2016, según el Indicador Santander de Actividad

El Indicador Santander de Actividad prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) de Cantabria crezca un 2,8% en 2016, gracias a una progresión mejor de la esperada en el segundo semestre y con un crecimiento en el último trimestre del 0,7%, que situaría la tasa interanual en el 3%.

De este modo, el diferencial con la media nacional (3,2%) se ha reducido al revisarse al alza en dos décimas la previsión anual de Cantabria.

Según ’La economía de Cantabria’, una publicación del Gobierno de Cantabria con la dirección técnica del Banco Santander consultada por Europa Press, el desglose de oferta
y demanda no se altera, con preponderancia del consumo privado interno y los servicios,
inversión residencial y construcción en línea ascendente desde niveles reducidos y
expectativas ante la evolución de la inversión productiva y la industria.

Así, la demanda interna, impulsada por el consumo privado, se mantiene en una fase expansiva, mientras la demanda externa reduce su contribución al crecimiento.

Por sectores, el Indicador observa una mejoría en la industria, aunque los servicios
continúan ganando peso en la estructura productiva. El cambio de inercia de los precios, vinculado al componente energético, normaliza la tasa de inflación.

Y a pesar de la estacionalidad desfavorable, el Indicador percibe un tono
general positivo en la última Encuesta de Población Activa (EPA) de 2016, con protagonismo de las mujeres y los servicios, aunque también constata cierta inercia positiva de la industria. Esto servirá de impulso al consumo privado y la inversión, que deben equilibrar sus fuerzas para que se prolongue la fase expansiva del ciclo económico, señala la publicación.

ACTIVIDAD

El avance del PIB permaneció pujante en la recta final de 2016, incluso por encima de lo esperado, lo que mejora las expectativas de cara a 2017. El consumo privado, que sigue actuando como motor, se cimenta en la positiva evolución del mercado de trabajo y en factores exógenos favorables.

En el ámbito de la inversión, la productiva prolonga la tendencia al alza aunque con cifras modestas, y la residencial se muestra dinámica aunque cauta.

De cara a la evolución futura, destaca el saneamiento de la situación financiera de familias y empresas que desde el inicio de 2015 ostentan un activo superior a su pasivo.

En la vertiente externa, con un saldo comercial favorable, las exportaciones se debilitan. Sectorialmente, la pauta de crecimiento se encuentra muy condicionada por la buena evolución de las actividades terciarias.

INDUSTRIA, CONSTRUCCIÓN Y SERVICIOS

En el ámbito industrial, los indicadores despuntaron en la recta final del ejercicio, progreso que debe consolidarse en 2017, advierte la publicación.

La producción industrial moderó su ajuste en promedio del año (-1,6%) y la facturación lo hizo un -5,0% (0,2% en España). La tasa de afiliación a la Seguridad Social superó los ritmos nacionales en el último bimestre del año, convirtiéndose en el sector más
dinámico, con avances superiores al 3%.

En el ámbito de la construcción, la licitación oficial acumulada hasta noviembre ascendía
a 88,6 millones de euros, la cifra más baja desde 2012, y que supone una reducción del 17,4% respecto al mismo período del año anterior, por lo que siguió contrayéndose por encima de la media (-7,1%).

El estudio apunta a que las perspectivas de futuro son alentadoras dada la tendencia suave pero ascendente de los indicadores. La estadística sobre compraventas de viviendas 2016 registrará las mejores cifras absolutas desde 2011.

Mientras, la actividad en el sector servicios muestra un elevado dinamismo, de modo que 2016 finalizará en positivo, y van tres años consecutivos, aunque por primera vez con un avance superior al nacional.

No obstante, el análisis por tipo de actividad es heterogéneo, con el turismo en positivo pero el transporte "no tanto", como en el caso del aeropuerto, que cerró 2016 con un flujo de 778.318 pasajeros, un 11,1% menos, y la menor cifra desde 2007. Así, según el Indicador, hay margen de mejora para una utilización "óptima" de la instalación, que en ocho años ha sufrido una reducción a la mitad en el número de operaciones.

Asimismo, con datos hasta noviembre, el tránsito de mercancías en el Puerto de Santander
(4.383.050 toneladas) decreció un 12,8% anual, situándose por debajo del promedio histórico, condicionado por los graneles sólidos, mientras que los vehículos, en máximos, alcanzarán en 2016 un nuevo récord.

El balance turístico anual fue "excepcional". Las pernoctaciones hoteleras alcanzaron la cifra de 2,7 millones, un máximo desde 2006, con un aumento anual del 10,0%, casi tres puntos superior al nacional. También mejoró la temporalidad de la actividad y se elevaron los indicadores de rentabilidad. El empleo terciario siguió siendo determinante en el progreso de la ocupación. La tendencia fue de menos a más.

PRECIOS Y EXTERIOR

En otro orden, el Indicador advierte que la dinámica de precios a la baja toca a su fin. El IPC subió un 0,5% en diciembre y elevó nueve décimas su tasa interanual hasta el 1,5%, su nivel más alto en más de tres años, resultado sobre todo del repunte del petróleo. En el corto plazo se estima que los costes energéticos sigan marcando el devenir de los precios.

En cuanto al sector exterior y a falta de los datos de diciembre, la dinámica comercial se debilita desde la vertiente exportadora y se mantiene correctiva en la importadora. El superávit comercial alcanzó los 517 millones de euros, un 49,2% superior, de forma que éste será el octavo año consecutivo con un saldo comercial favorable.

El perfil geográfico exportador no varía pues más de dos terceras partes tenían como destino Europa, principalmente Francia y Alemania. La clasificación sectorial se concentra en semimanufacturas y bienes de equipo (30,5 y 25,2% del total). En las importaciones, los bienes de equipo tuvieron la contribución de mayor relevancia. Reino Unido se erige, tras Alemania, como el segundo mercado de origen, con casi la mitad de los flujos en concepto de vehículos con entrada a través del Puerto de Santander.

MERCADO DE TRABAJO

La recuperación del mercado laboral se afianza y apuntala el consumo de los hogares cántabros, según el Indicador, que recuerda que Cantabria cerró el ejercicio con 35.700 personas en desempleo, lo que situó la tasa de paro en el 12,89%, el cuarto mejor registro del país.

En términos interanuales, creció intensamente la ocupación (14.900 efectivos más, 6,57%), con un máximo relativo que fue la segunda mayor tasa del país, y cayó con fuerza el paro (13.000 efectivos menos, -26,71%), en ambos sexos y todos los sectores productivos no agrarios.


::: PANORÁMICA :::

| Mapa del sitio | Mentions légales | Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Haut de page | SPIP |
El Faro de Cantabria :: 2005-2017