El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 24 de septiembre de 2017 | otoño

Portada del sitio > CANTABRIA > Carta de María José Sáenz de Buruaga a los afiliados del PP cántabro

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 6 de marzo de 2017 :::

 "Cerrar una etapa agotada y abrir otra nueva"

Carta de María José Sáenz de Buruaga a los afiliados del PP cántabro

No están siendo días fáciles para nadie. Lo sé. Tampoco para mí. Miro hacia atrás y envidio el modo en que Gonzalo Piñeiro y José Joaquin Martinez Sieso hicieron la transición cuando dejaron la presidencia del Partido Popular. Lamentablemente, no veo nada de eso en estos días. Por eso están siendo tan difíciles para todos.

Cuando en el mes de enero decidí dar el paso, cuando recibí el respaldo de la dirección nacional del partido y el apoyo en primera instancia de Ignacio Diego tras comunicárselo personalmente, pensé que todo resultaría más fácil. Soñé con una transición ordenada que nos permitiera cerrar una etapa y abrir otra con un consenso razonable en el seno del partido. Después de trece años y con el partido en la oposición, parecía lógico pensar que había llegado el momento de acometer un cambio.

Creí posible reconocer a Ignacio Diego todo su esfuerzo y dedicación, después de tantos años, y proponerlo para nuevas responsabilidades: las que él mismo me pidiera. Creí posible, también, diseñar una renovación del proyecto del PP en la que todos encontráramos acomodo, pues considero que es responsabilidad de todos diseñar el partido con el que vamos a concurrir a las elecciones de 2019. Pero nada de esto ha sido posible.

No me considero responsable de ello, puesto que desde el primer día hasta hoy he mantenido mi ofrecimiento de integrar en el comité ejecutivo a los vicesecretarios de Ignacio Diego y a él mismo asignarle aquella tarea o tareas en las que, según su propio criterio, mejor pudiera servir al PP en la nueva etapa. No fui yo quien buscó candidatos para enfrentar a otro candidato. Ni quien veto ni excluyó a nadie. Ni quien permitió a sus colaboradores más cercanos agredir a los discrepantes. No fui yo quien rompió las conversaciones dando un portazo en la sede nacional de Génova 13. No me considero responsable de nada de eso y, aún así, estoy dispuesta a hacer todos los esfuerzos necesarios para conseguir la integración en un proyecto común, único y compartido.

Pero lo más importante no creo que sea seguir hablando de nosotros mismos, sino que pensemos en cómo debe ser el partido con el que vamos a concurrir a las próximas elecciones. El futuro del PP y el futuro de Cantabria dependen de lo que decidamos en los próximos días, de ahí que me permita apelar a la responsabilidad.

Creo en un PP que cierre una etapa agotada y abra otra nueva; que deje de mirarse a sí mismo y se abra a la sociedad; que rompa los muros del aislamiento y pueda dialogar con otras formaciones políticas y colectivos sociales; que deje de apelar a las bases solo en los procesos electorales y cuente con ellas en la gestión de cada día; que abandone su obsesión de ajustar cuentas con el pasado y encare el futuro con optimismo; y que pase de ganar elecciones para quedarse en la oposición, a ganarlas para gobernar. No hablo de pactos de gobierno con cualquiera y a cualquier precio: hablo simplemente de tender puentes para dialogar. Si estos puentes hubieran existido en el pasado, en modo alguno habríamos perdido todo el poder municipal tras las elecciones de 2015.

Ese es el proyecto que defiendo. Ese es el proyecto que lidero. Y para que lo apoyes te pido el voto en las elecciones del próximo 8 de marzo. Porque es el futuro, y no el pasado, lo que está en juego.


María José Sáenz de Buruaga. Candidata a la presidencia del PP.


::: PANORÁMICA :::

| Mapa del sitio | Mentions légales | Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Haut de page | SPIP |
El Faro de Cantabria :: 2005-2017