El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 20 de octubre de 2017 | otoño

Portada del sitio > OPINIÓN ▼ > ► Diego Fierro > Llegar a liderar el PSOE sin destruirlo

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 6 de abril de 2017 :::

 Por Diego Fierro Rodríguez

Llegar a liderar el PSOE sin destruirlo

La disputa por ser el próximo secretario general del PSOE ya ha comenzado. Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López van a enfrentarse en unas primarias que podrían llegar a dividir a la formación en todos los sentidos. La razón es clara, ya que cada uno, fuera de lo que puedan decir, tiene sus propios objetivos y sus diferentes medios para conseguirlos.

La confrontación entre los candidatos, que puede parecer mayor entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, representa la confrontación entre militantes y miembros de la cúpula del PSOE. Los militantes apoyan mayoritariamente a Pedro Sánchez, que critica a los principales dirigentes de la formación por derrocarle cuando fue secretario general, mientras que los personajes históricos del partido y los presidentes de Comunidades Autónomas que son del PSOE apoyan a Susana Díaz.

Las disputas se están centrando en aspectos personales que han convertido una lucha de ideas en un enfrentamiento entre egos. Eso perjudica a todo el PSOE, que es un partido político con una enorme relevancia histórica y que, por no tener ni posición ni programa, está en el peor momento de su trayectoria.

El problema principal es que se están centrando tanto en liderar su propio partido político que no son capaces de ver algo más allá de sus intereses en la estructura del PSOE. El que se convierta en secretario general va a tener que lograr el apoyo de todos los militantes primero y de los votantes después, ya que muchos de los que dejaron de apoyar a los socialistas en los últimos procesos electorales nunca han tenido una vinculación orgánica como militantes del PSOE.

Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López tienen el difícil cometido de conseguir el liderazgo de su partido en las primarias sin fastidiar la imagen de la formación más de lo que ya está. Por lo que se está viendo va a ser una tarea complicada.

Hay que tener presente cuál es la realidad. Un buen líder debe procurar representar a su grupo y tolerar la disidencia, haciendo ver cuáles son los objetivos comunes que deben alcanzarse sin olvidar posturas que pueden mejorar de una manera clara la eficiencia.


::: PANORÁMICA :::

| Mapa del sitio | Mentions légales | Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Haut de page | SPIP |
El Faro de Cantabria :: 2005-2017