El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 16 de noviembre de 2018 | otoño

Portada del sitio > VARIEDAD > A PORTADA ... > Artículo 02 > Aprobado el estudio para crear una nueva residencia de mayores en Primero (...)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 14 de agosto de 2018 :::

 se prevé que podría abrir sus puertas en el año 2021

Aprobado el estudio para crear una nueva residencia de mayores en Primero de Mayo

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy el estudio económico-financiero para crear una nueva residencia de mayores en una parcela municipal situada en Primero de Mayo, que contaría con un total de 170 plazas, de las que 162 serán residenciales y las 12 restantes en una unidad de convivencia.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha explicado que la duración de la concesión sería de 40 años, de los que los 2 primeros se corresponderían con la ejecución de la obra de construcción del edificio y los 38 restantes serían los de gestión del servicio.

La nueva residencia para mayores estará ubicada en una parcela situada en Primero de Mayo, entre las calles Rosalía de Castro y Faustino Cavadas, que cuenta con una superficie de 7.315 m2, en los que, según la edificabilidad permitida, se podría construir un edificio de 3 plantas, con una superficie total de 7.300 m2, repartidos en 3 plantas: planta baja (2.700 m2) y dos plantas de habitaciones (4.600 m2, en total).

En virtud del estudio de viabilidad económica aprobado hoy, este equipamiento estaría integrado por un centro de atención 24 horas para personas en situación de dependencia y una unidad de convivencia, con un total de 172 plazas (160 residenciales y 12 en la unidad de convivencia).

En el área de residencia se prestará alojamiento, temporal o permanente, para personas mayores que, en razón de su grado de dependencia y de su situación social, requieran una atención integral que favorezca su desarrollo personal.

Asimismo, ofrecerá los servicios de lavandería y limpieza, asistencia sanitaria de baja complejidad técnica, actuaciones preventivas y/o rehabilitadoras permanentes, cuidados de enfermería continuados, control y seguimiento médico periódico, entrenamiento en habilidades personales y sociales, cauces de participación del ocio, la cultura, etc.

Por su parte, las unidades de convivencia se constituyen como espacios independientes con estructura y ambiente de hogar, en las que convivirán grupos de hasta 12 personas, recibiendo los apoyos que necesiten y promoviendo su autonomía personal.

Las unidades de convivencia contarán con acceso independiente al de la residencia, espacios de uso privativo (dormitorios) y zonas comunes que incluirán comedor con cocina incorporada y sala de estar.

Al concesionario le corresponderá la construcción de las edificaciones, la obtención de las autorizaciones administrativas pertinentes para el desarrollo de la actividad asistencial y la gestión del complejo socio-sanitario de acuerdo con esas autorizaciones y las normas de funcionamiento interno de las que se dote.

Se estima que la ejecución de la obra, con una duración estimada de entre 18 y 24 meses, tendría un presupuesto que inicialmente se ha valorado en 8 millones de euros, a los que habría que añadir el coste del equipamiento, que incluye instalaciones, equipos y mobiliario, por un importe aproximado de 600.000 euros.

El empleo generado como consecuencia de la explotación del complejo socio-sanitario ascenderá, como mínimo, a 58 trabajadores en el primer año de gestión, 71 en el segundo y 81 en el tercero y siguientes.

Igual ha detallado que, una vez aprobado el estudio de viabilidad económica, este documento saldrá a información pública durante un período de un mes para posteriormente sacar a licitación y aprobar, en primer lugar, el anteproyecto de la residencia, trámites que se prevé que se podrían completar para finales de la próxima primavera.

Después, el Ayuntamiento deberá licitar la concesión y construcción del centro, que podría estar adjudicada en el verano de 2018, con lo que, tras dos años de obras, la residencia abriría sus puertas a mediados de 2021.

La alcaldesa ha precisado que se requerirá, además, la autorización del Gobierno de Cantabria para que el Ayuntamiento pueda sacar a concesión una residencia de mayores, puesto que la competencia en esta materia es autonómica y no de la Administración Local, y el Pleno de la Corporación deberá aprobar la aceptación de esta autorización en el mes de septiembre.

Adaptación a las nuevas necesidades del mercado y a la situación actual del sector

Igual ha recordado que el Ayuntamiento lleva tiempo trabajando para impulsar la creación de una nueva residencia para mayores en la ciudad, siguiendo la línea abierta con el centro Virgen del Faro que, gracias a una concesión municipal, permitió dotar al municipio de 160 nuevas plazas para personas mayores dependientes, tras abrir sus puertas en enero de 2014.

A lo largo de la pasada legislatura, se tramitó la concesión para la construcción de una nueva residencia en un terreno municipal situado en Primero de Mayo y se convocó el concurso para que las empresas optaran a su construcción y gestión.

Sin embargo, la coyuntura económica y el hecho de que no se podía garantizar un número de plazas concertadas que diera viabilidad al proyecto, hizo que esa viabilidad resultara incierta para las empresas del sector y que el concurso quedara desierto.

“Uno de mis primeros compromisos como alcaldesa fue retomar esta actuación y hemos venido, durante este tiempo, redactando un nuevo estudio de viabilidad económica para volver a sacar el concurso, adaptando las condiciones a la normativa vigente y al borrador de la ley autonómica que prepara el Gobierno de Cantabria, a las nuevas necesidades del mercado y a la situación del sector de la atención y cuidado a las personas mayores”, ha recalcado.

La alcaldesa ha indicado que el objetivo de este proyecto es lograr la autonomía, el desarrollo personal y la integración en el medio social de los mayores, favoreciendo su permanencia en su municipio de residencia.

A día de hoy, Santander dispone de un total de 1.654 plazas, entre privadas y concertadas, en 11 residencias para mayores, con una ratio de plazas residenciales por cada 100 usuarios potenciales de 4,01, una tasa que, en el caso de Cantabria es de 4,8 y la media nacional se sitúa en 4,2.

Igual ha apuntado que, dado que ha subido la esperanza de vida y ha descendido la natalidad, la población mayor va en aumento, lo que, unido al retraso en la edad en la que se tienen los hijos, que provoca que estén en plena edad laboral cuando se tienen que hacer cargo de sus padres, hace que cada vez sea más necesario disponer de plazas de residencias para mayores.

“En consecuencia, creemos que contar con un nuevo centro de atención a mayores en Santander es tan necesario –incluso más - que cuando planteamos por primera vez el proyecto y vamos a tratar de que, con los cambios en las condiciones que hemos planteado y teniendo en cuenta que el contexto económico ha mejorado, esta actuación salga adelante y lo haga cuanto antes”, ha subrayado.

La regidora santanderina ha señalado que entre los cambios más sustanciales respecto al anterior concurso, se encuentran la duración de la concesión, la rebaja en el canon y una mayor flexibilidad en cuanto a su abono.

De esta manera, mientras que en el anterior pliego de condiciones el canon era de 10 millones de euros por 50 años de concesión en el actual es de 3.680.514 euros y el plazo son 40 años.

Además, se establece que, en lugar de tener que abordar en el mismo momento la construcción del edificio y el pago inicial de una parte del canon que ascendía a 2,5 millones de euros, ahora la concesionaria podrá empezar a abonar el canon una vez que entre en funcionamiento la residencia y hacerlo de forma progresiva a lo largo de los 38 años restantes de la concesión.

Atención a los 41.148 mayores de 65 años de la ciudad

La alcaldesa ha hecho hincapié en la atención que presta el Ayuntamiento a los 41.148 mayores de 65 años que viven en la ciudad, a través de servicios como la teleasistencia y ayuda a domicilio, con los que se trata de que puedan permanecer en sus domicilios y en su entorno habitual el mayor tiempo posible.

Además, se han promovido otras iniciativas, como un estudio sobre la vulnerabilidad y el maltrato a los mayores, se han celebrado acciones de sensibilización sobre el buen trato a los mayores en colegios, centros cívicos y asociaciones de vecinos y, en este momento, el Ayuntamiento está formando a los técnicos municipales en el protocolo de prevención y detección de situaciones de maltrato y está redactando el Plan del Mayor.


::: PANORÁMICA :::