El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 22 de septiembre de 2018 | otoño

Portada del sitio > OPINIÓN ▼ > ► Lara de Tucci > Políticas de confusión

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 21 de agosto de 2018 :::

 Por Lara de Tucci

Políticas de confusión

A menos de un año de las elecciones autonómicas y municipales, ya se puede decir claramente que los políticos de los diferentes grupos han iniciado sus respectivas campañas electorales en busca de los votos perdidos (entiéndase como perdidos a los de aquellos ciudadanos que no tienen nada en claro sobre sus ideas y tendencias). Los políticos buscan, sí, los votos perdidos; aunque encuentran siempre los de aquellas personas que les son fieles a ultranza, y fieles a ultranza son, por ejemplo, las que ahora apuestan en Cataluña por los separatistas de Quim Torra. Fieles a ultranza estas personas, digo, porque no entienden de vuelos panorámicos; como pueden ser los vuelos que realizan las águilas, que todo lo otean desde los horizontes de las alturas privilegiadas, donde se mueven. Pero sí que entienden esas fieles personas de los vuelos (?) y correrías de otras aves: las gallinas, que con las propias torpezas de sus apéndices emplumados, sólo remontan a la altura de los gallineros en los corrales.

Diríase que los movimientos de los políticos para las elecciones de 2019 ya pueden considerarse empezados. Y han empezado, lamentablemente, en el homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona de hace un año. Pues los políticos allí concurrentes no han perdido comba en dejarse ver para calentar motores y que las imágenes proyectadas de cada uno, sobresalgan sobre las de todos los demás. En esto, los de la Generalidad -no escribo “Generalitat” porque estoy escribiendo en castellano, la lengua de todos-, bien que han aprovechado el tirón del homenaje; sin que por ello, el Gobierno central no haya puesto todavía el grito donde lo tiene que poner, ya que es el Gobierno de todos los españoles, para defender la imagen de la Nación y la del mismo Jefe del Estado; que es el icono humano que representa al pueblo español en general.

Bien es verdad que algunos medios han difundido la noticia de que desde la Moncloa van a indagar -indagar, ¿para qué?- el origen de las pancartas en las que rechazaban la presencia de Felipe VI en el homenaje. Y no únicamente rechazaban su presencia, sino que, incluso, se cuestionaba su alta posición constitucional. Peo ¿cómo pueden los del Gobierno central intentar averiguar el origen de algo que se sabe muy bien? Lo saben, o deberían de saberlo, porque la mayoría de los que fustigan la Corona, el Himno Nacional o los otros símbolos de la Patria han sido apoyados casi por sistema, generalmente hablando, por los autodenominados progresistas. Algo que viene sucediendo desde los tiempos de Felipe González con Jordi Pujol, algo que continuó, y más descaradamente aún, durante los dos mandatos de Rodríguez Zapatero; el cual bebía los vientos por las gestiones del presidente Montilla, y éste, a su vez -¿hay quien se explique este rollo? Que diría un castizo- no sabía cómo contentar a Rovira para que su mismo liderazgo en la Generalidad no se viera conculcado con la pérdida de la Presidencia autonómica.

Se ha visto muy claramente que en el homenaje de Barcelona de los otros días, ha habido una leve tregua, leve y frágil tregua, dicho sea de paso, entre los partidos políticos nacionales y los de corte separatista. Los representes de unos y otros mirándose a cara de perro durante el recuerdo de las víctimas y la colocación de las flores en su memoria. Pero como la tregua era frágil, como se comprobó, nada más terminar el acto volvieron a sonar abiertamente las fantásticas diatribas de los separatistas, con su monocorde eco, a modo de campanas cascadas, de “república catalana”; esa república que jamás existió y que ellos se han sacado de la manga, como enrevesados magos, para engatusar cínicamente a unos seguidores, los suyos, que vuelan (?), ya digo, como las gallinas de corral, con el cacareo habitual que ya les enseñaron a sus ancestros los Macià, los Companys e, incluso, los Tarradellas.

Pero volvamos a lo que he dicho al principio: los partidos dando el pistoletazo de salida a las lecciones de 2019. Pues las principales fuerzas políticas se dejaron ver en Barcelona y en Cambrils, cada una con sus ideologías por delante, incluso por delante del recuerdo de las víctimas. Y en este sentido cabe hacer la distinción de Xavier García Albiol, que tuvo la gallardía, sin importarle la imagen que ofreciera a los medios muy progresistas y muy separatistas, de encararle públicamente a Quim Torras, encararle y afearle también, su retorcida frase “la lucha contra el Estado injusto”. Lucha a la que llama inconsecuentemente, digámoslo así, a todos aquellos seguidores secesionistas que no cesan de picotear en los gallineros de aquel corral republicano que pretenden construir los separatistas en abierto enfrentamiento con la mayoría de los catalanes.


::: PANORÁMICA :::

| Mapa del sitio | Mentions légales | Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Haut de page | SPIP |
El Faro de Cantabria :: 2005-2017