El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 18 de noviembre de 2018 | otoño

Portada del sitio > CANTABRIA > Julio de 2016 fue cuarto más cálido desde 1961

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 6 de agosto de 2016 :::

 En el Cantábrico y Baleares ha tenido un carácter entre normal y cálido

Julio de 2016 fue cuarto más cálido desde 1961

El mes de julio de 2016 se ha caracterizado por tener un "carácter muy cálido", con una temperatura media sobre España de 25,5 grados centígrados, valor que queda 1,5 grados por encima de la media de este mes, teniendo en cuenta un periodo de referencia de 1981 a 2010, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, se ha tratado del cuarto julio más cálido desde 1961, igualado con julio de 1994 y por detrás de los meses de julio de 2015, 2006 y 2010. Por tanto, julio de 2016 se convierte también el cuarto mes de julio más cálido del siglo XXI. La temperatura media ha sido un grado inferior a la de julio del año anterior, en el que se registró el valor más alto de la serie con 26,5 grados.

En líneas generales, la AEMET señala que julio de este año ha tenido un carácter entre "muy cálido y extremadamente cálido" en el sur, centro y oeste de la península, con anomalías de temperatura de alrededor de dos grados en amplias zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-la Mancha, Madrid, Castilla y León y Galicia.

En las regiones mediterráneas y en el valle del Ebro ha predominado el carácter cálido, con anomalías del orden de un grado centígrado en gran parte de La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia, mientras que en el Cantábrico y Baleares ha tenido un carácter entre normal y cálido, con anomalías en general inferiores a un grado. En Canarias, el mes resultó, en conjunto, "muy cálido", observándose anomalías de temperatura que superaron los dos grados en zonas altas de las islas de mayor relieve.

Igualmente, la oscilación térmica diurna ha sido algo inferior a la normal, debido a que la media de las máximas quedó 1,7 grados por encima de la normal, mientras que la media de las mínimas fue de 1,2 grados superior a dicho valor.

Durante la primera decena de julio, las temperaturas se mantuvieron, en general, en valores superiores a los normales, salvo en zonas del Cantábrico, en donde se mantuvieron cercanas a las normales. A partir del día 11 se produjo un descenso térmico generalizado en la península, observándose temperaturas por debajo de lo normal en la mayor parte de las regiones hasta el día 15.

En la segunda quincena de julio predominaron nuevamente temperaturas por encima de las normales y se observaron dos episodios de temperaturas elevadas en la península: el primero entre los días 17 y 19, y el segundo entre el 24 y el 26 de julio. En Canarias hubo dos episodios de temperaturas elevadas en julio, el primero entre los días 11 y 14, y el segundo entre los días 19 y 21, que fue más intenso.

VALORES MÁS ALTOS

Con respecto a los valores más altos en observatorios principales, éstos correspondieron a Sevilla Aeropuerto y Morón de la Frontera, donde el día 19 se midieron 42,3 grados centígrados en ambas estaciones, seguidos de los 42 grados registrados en Granada Aeropuerto el día 3 y en Zaragoza Aeropuerto el día 30. En Canarias, el valor más alto entre estaciones principales correspondió a Lanzarote Aeropuerto, con 36,3 grados el día 26.

Sin embargo, fue en el observatorio de Oviedo donde se superó el valor máximo absoluto de julio, al medirse una temperatura de 37 grados el día 18, valor que supera en dos grados el anterior registro más alto que se había registrado en julio de 1990. Asimismo, se superaron los anteriores valores más altos de las series de temperatura media mensual de julio en las estaciones de Badajoz Aeropuerto (28,6 grados frente a los 28,2 grados de 1989), Vigo Aeropuerto (22,8 grados frente a 22,7 grados de 2013) y Gran Canaria Aeropuerto (26 grados frente a los 25,5 grados de 2015).

Las temperaturas más bajas en observatorios principales correspondieron a Molina de Aragón, con una temperatura mínima de 4,3 grados medida el día 15, seguida de Soria y Foronda-Txokiza, con 5,5 grados en ambas estaciones los días 14 y 15, respectivamente.

PRECIPITACIONES: MES SECO

Por otro lado, el mes de julio ha sido, en su conjunto, seco, con una precipitación media sobre España de 12 milímetros, lo que supone el 60% de la media de este mes, que es de 20 milímetros, teniendo en cuenta un periodo de referencia de 1981 a 2010.

Según la AEMET, la distribución espacial de las precipitaciones acumuladas en julio ha sido "muy desigual" y, en general, han estado asociadas a tormentas. En extensas zonas de la mitad sur peninsular, Galicia, cuenca baja del Ebro, nordeste de Cataluña, Baleares y Canarias, la precipitación mensual no ha superado los cinco milímetros.

No obstante, comparando con los valores normales, las precipitaciones han superado dichos valores en Extremadura, en amplias zonas de Castilla y León, centro de Andalucía, norte de Aragón, este de La Rioja y de Navarra, así como en algunas pequeñas áreas de Castilla-La Mancha, Cataluña, oeste de Castellón, Cantabria, Madrid, País Vasco y Canarias, llegándose incluso a duplicar el valor normal al norte y sur de Extremadura, sureste de Navarra, noroeste de la provincia de Ávila y en algunos puntos de Canarias y de las provincias de Córdoba y Zaragoza.

Por el contrario, las precipitaciones no alcanzan ni el 25% de los valores normales en gran parte del cuadrante sureste peninsular, en Baleares, Galicia, oeste de Andalucía, norte de la provincia de León y suroeste de Asturias, este y sur de Cataluña, zonas al este y sur de Aragón, así como en amplias zonas de Canarias.

En la primera decena, las precipitaciones afectaron a gran parte de la península y algunos puntos del norte de Canarias. Se acumularon más de 10 milímetros en amplias zonas de Castilla y León, Extremadura, regiones cantábricas, Navarra, La Rioja, Aragón, norte de Cataluña, Madrid y algunos puntos del interior de la comunidad valenciana, y más de 30 milímetros en áreas del Pirineo oscense y catalán, sistemas Central e Ibérico, y en puntos de Extremadura, norte de León y sur de Navarra.

En la segunda decena, las precipitaciones disminuyeron extendiéndose tan sólo a zonas del cuadrante nordeste peninsular, regiones cantábricas, provincia de Alicante y algunos puntos en Andalucía y oeste de Galicia. Las precipitaciones acumuladas no superaron los 20 milímetros. En la tercera decena, se registraron precipitaciones en la franja norte desde Galicia hasta Cataluña, así como en un área entre Castellón y Teruel, y en otra al noreste de la provincia de Granada. En algunas áreas de Cantabria, País Vasco y norte de Cataluña se superaron los 30 milímetros.

En cuanto a eventos de precipitaciones intensas, a lo largo del mes de julio, la AEMET destaca dos episodios: el del 4 al 6 de julio que afectó principalmente a zonas del Sistema Central, Pirineos, Castilla y León y Navarra; y el del 20 al 22 de julio, con precipitaciones que se extendieron al País Vasco y nordeste peninsular. El día 27 de julio hubo puntualmente precipitaciones superiores a 40 milímetros al norte de Barcelona y el día 30 de julio al oeste de Santander.

Las mayores precipitaciones diarias de julio entre observatorios principales se observaron el día 6 en Burgos/Aeropuerto y el día 22 en Bilbao/Aeropuerto, ambas con 35 milímetros, y en Reus/Aeropuerto con 23 milímetros.


::: PANORÁMICA :::