El Faro de Cantabria
Informando desde 2005 ...

Santander 19 de noviembre de 2018 | otoño

Portada del sitio > CANTABRIA > Fatás apuesta por compatibilizar la "mejor conservación" de la cueva de (...)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 7 de agosto de 2016 :::

 Cree que el régimen de visitas experimentales es "bastante restrictivo y conservador"

Fatás apuesta por compatibilizar la "mejor conservación" de la cueva de Altamira con la accesibilidad

La nueva directora del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, Pilar Fatás, seguirá apostando por compatibilizar la "mejor conservación" de la cueva original con la "accesibilidad" pero ha considerado que el régimen de vistas experimentales actual es "bastante restrictivo y conservador".

Una consideración que en ningún caso ha sido una crítica ya que, ha defendido, ese régimen que permite la entrada de 250 personas al año —se hace un sorteo un día a la semana entre los asistentes al museo y entran cinco personas— fue aprobado por el Patronato de Altamira en 2012 en el marco del Programa de Investigación para la Conservación Preventiva y Régimen de Acceso a la Cueva.

Y es que, a su juicio, "cualquier decisión sobre aumentar o reducir ese régimen de visitas o cerrar drásticamente la cueva debe estar basada en criterios científicos" y, para ello, ha señalado que "lo fundamental" es mantener "permanentemente" la investigación para la conservación.

De esta forma, Fatás ha destacado que se podrá conocer en "todo momento" el estado de conservación de la cavidad y sus pinturas rupestres y, con ello, se podrán "tomar decisiones" sobre las visitas, según ha dicho en una entrevista a RNE, recogida por Europa Press.

Sin embargo, ha indicado que, si se quiere mantener ese régimen de reducidas visitas a la cueva de Altamira "reducirlo" no debería ser "el objetivo". De hecho, ha abogado por "pensar en modelos y sistemas diferentes" de acceso, algo en lo que pretende trabajar a lo largo de los próximos meses con el coordinador de conservación de la cueva, José María Ballester.

En este punto, ha avanzado que la idea es que, una vez que estudien esos diferentes sistemas, éstos se puedan trasladar al Patronato que "es quien finalmente toma la decisión" y ha destacado su "satisfacción" porque en los últimos años este órgano haya "confiado absolutamente" en los criterios técnicos y científicos para decidir.

En cualquier caso, ha insistido en que el régimen de visitas experimentales "es temporal" porque "no se puede afirmar que el año que viene seguirá porque se basa en la investigación para la conservación y en la evolución de los riesgos que la cueva tiene".

De hecho, la directora del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira ha reivindicado que, para conocer Altamira, no es necesario "entrar" en la cavidad original sino que se puede hacer a través de la neocueva y la exposición permanente del centro de Santillana del Mar y, además, ha avanzado que se está trabajando en futuros proyectos con realidad virtual.

Fatás, cuyo nombramiento fue oficializado el pasado miércoles con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), es la sucesora de José Antonio Lasheras, que murió en un accidente de tráfico hace casi siete meses y de quien ella fue mano derecha durante 16 años, siendo subdirectora del museo.

SUPERAR LOS 260.000 VISITANTES

Por otro lado, Fatás ha destacado que el Museo de Altamira es un "foco de atracción turística" de Cantabria no sólo por la posibilidad de visitar la cavidad original, considerada la ’capilla sixtina’ del arte rupestre, sino por el museo y sus actividades.

Así, ha indicado que el Museo Nacional tiene "desde hace años" consolidado su número de visitantes en unos 250.000, cifra que ha destacado que ya se superó en 2015 y por lo que este año se esperan superar los 260.000.

Según ha apuntado la directora del Museo de Altamira, ese aumento de visitantes se debe a "muchos factores", entre ellos la película ’Altamira’ protagonzada por Antonio Banderas, que ha dado a conocer la historia del descubrimiento de las pinturas de la cueva por Marcelino Sanz de Sautuola, así como la "polémica" que hubo en torno a las mismas.

"LAMENTABLE" SITUACIÓN DEL MUPAC

Tras destacar la colaboración existente entre todos los gestores culturales cántabros del ámbito del patrimonio prehistórico y preguntada por el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), ha considerado "bastante lamentable" la situación de este museo regional con "una historia llena de sedes provisionales" y que "nunca" se han ajustado a sus necesidades.

"El MUPAC tiene unas colecciones espectaculares, tiene una prehistoria y una historia que contar de la región muy interesante y obviamente merece la mejor de las sedes", ha señalado Fatás, que ha esperado que, una vez que se ha decidido que se ubicará definitivamente en Santander, se le dé una "sede adecuada, en un sitio céntrico y un edificio adecuado".


::: PANORÁMICA :::